sábado, 10 de marzo de 2012

Capítulo XII: "El sentido en la sombra..."


El paisaje se sucede a la velocidad de la brisa. Lo atrapa un instante la luna delantera y rápidamente resbala por el cristal, acariciando el lateral del coche. Van cambiando los colores de las montañas, las sombras caprichosas que algunos picos proyectan sobre la calzada y bajo las que me cobijo un instante…todos corren ante mi indiferencia, ninguna se refleja en mi retina. Veo sin mirar…

Debería estar contenta. Hacía tanto que esperaba este viaje. Al fin había llegado el día y sin embargo la inquietud por algo aun desconocido, no identificado, me impedía centrarme en aquella felicidad programada, pensada, incluso ansiada, días atrás. El día esperado, había llegado teñido de grises, color este siempre identificado con la inquietud, muy distante del azul dorado que lucía aquella mañana. 

jueves, 8 de marzo de 2012

Capítulo XI: "El mismo sol…otra luna"

No era consciente, mientras sus cortos pasos ascendían la pequeña rampa, de la auténtica dimensión del viaje en que se sumergía.

Las verdes y densas aguas, del Nilo, que semejaban hervir, se fundían con el cénit anaranjado del cielo, que parecía derretir la tierra en un horizonte de intenso amarillo casi irreal. Podría ser efecto de la tórrida puesta de sol, pero por un instante sintió que nada de lo que la rodeaba era real, que la cubierta del barco en que navegaba se desvanecía bajo sus pies y ella surcaba el vasto río a lomos de un animal poderoso a la vez que peligroso, palpó el frío y resbaloso lomo mientras una cancioncilla se coló en su oído: